Skip to content

¡No podíamos ser menos: HARLEM SHAKE JOSO!.

marzo 5, 2013

Antes de que vean nuestro vídeo, pongamos la cosa en perspectiva.



Sin duda alguna, el auténtico origen del Harlem Shake es esta hilarante escena de la película “Aterriza como puedas”.

Ahora, un poco de teoría:

“El Gen Egoísta” es el título de un visionario ensayo publicado en 1976. Escrito por el célebre escéptico y divulgador científico Richard Dawkins, cuenta entre sus logros la creación de un neologismo que ha definido una buena parte de la actividad en Internet de los últimos años: el “meme”.

Podríamos definir los “meme” como unidades mínimas de información cultural, aquellas ideas, conceptos, situaciones, expresiones y pensamientos transmisibles de un individuo a otro, o de una mente a otra, o de una generación a la siguiente. En su obra, Dawkins crea la palabra “meme” a partir de “gen” y “memoria” y sostiene que nuestra naturaleza biológica se constituye a partir de la información genética articulada en genes, y nuestra cultura se constituye por la información acumulada en nuestra memoria y captada generalmente por imitación (mímesis), por enseñanza o por asimilación, que se articula en memes.

Si en los años 70 los que podríamos haber considerado memes se transmitían lentamente, en nuestra sociedad conectada su ciclo de expansión y vida ha aumentado exponencialmente su velocidad.  Así, los “memes” o  “virales” como también pueden ser conocidos, han proliferado como las setas en un bosque otoñal lluvioso. Y algunos de ellos todavía persisten.

Repasemos alguno de ellos: el “milking”, el “cinnamon challenge”, el “planking”, el “cone-ing”. Esto sin contar los vídeos comerciales que han sido objeto de réplica en todas las partes del globo. Estamos pensando, claro, en el Gangnam Style. Y sin contar también con los experimentos de ciencia casera como el celebérrimo vídeo de los Mentos y la Coca Cola Light.

¿Y adonde nos lleva esto? Pues al día en que la Escola Joso se ha unido al meme más actual: El Harlem Shake.

Aquí lo tienen ustedes, por fin. Y recuerden: no ha sido culpa nuestra ¡es una cuestión genética!

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: